Publicado: 21 de Noviembre de 2015

Cyanogen es un sistema operativo de código abierto y basado en Android, totalmente compatible con todas las aplicaciones de Google Play.   Lo exclusivo de este sistema operativo son sus posibilidades de personalización, a años luz de las que ofrece cualqier terminal Android comercializado hoy en día.

Cyanogen OS surge de una comunidad de desarrolladores, cuyas aportaciones están siendo usadas ya por más de 50 millones de personas. lo que estos desarrolladores llevan años haciendo es implementar mejoras en Android, mejoras que han ido siendo adoptadas rápidamente por un número creciente de usuarios a través de Cyanogen Mode.

Cyanogen OS, en efecto, no necesita que el usuario sea un experto en el manejo de tecnologías ni modificar de forma alguna los terminales. Por supuesto, se pueden configurar todos los servicios de Google.

Este sistema permite entre otra infinidad de cosas gestionar, aplicación por aplicación, los permisos que queremos dar a cada una de las aplicaciones.

En el modo teléfono podemos activar Truecaller, que viene preinstalado y gracias al que es posible crear una lista negra de números que llaman y bloquearlos, de forma que cuando vuelvan a llamar el teléfono ni siquiera suene. Truecaller también puede identificar, si nos damos de alta, números desconocidos pero que también tengan activado Truecaller. E. incluso. identifica de dónde procede la llamada. En otros teléfonos Truecaller se puede descargar como «app», pero en el Aquaris X5 está integrado de serie.

En cuanto a las características del terminal, el Aquaris X5 tiene conectividad 4G en dual SIM, un procesador Qualcomm Snapdrafon 412, de cuatro núcleos a 1,4 GHz, 2 GB de memoria RAM y 16 GB de memoria interna, ampliable con tarjetas micro SD. La batería es de 2.900 miliamperios y las cámaras son de 13 y 5 megapíxeles. El nuevo terminal cuesta 219 euros si lo queremos libre libre y 209 con contrato, posee exterior metalico y una finísima estructura en una gama de tres colores.